Acertijo; Puros Cuentos

Por Donnato de la O. Clan de la O. © Leonardo Robles

 

El Escenario

El atascadero es un espacio privado en la fantasía de cada quién y colectivo en los supuestos compartidos. Los personajes viven atrapados en ése espacio. Algunos de ellos ignoran completamente el hecho de que están atrapados y más aún, ignoran las posibilidades de escape. Estos son la inmensa mayoría.

Otros han escuchado a nivel de rumor el chisme de que están atrapados y de que se pueden escapar y se preguntan; ¿Escapar de qué o de quién y hacia donde? No les hace sentido. No es su propia realización. Estos son menos que los anteriores.

Otros pocos, oyen el chisme, les hace sentido porque les mueve alguna fibra de alguna experiencia personal, y deciden acudir a aprender con algun experto en mapas del atascadero y de sus regiones circunvecinas. Se llenan de símbolos, de frases, de ideas, que algun profesor de doctrinas esotéricas les regurgita en el pupitre. Información que aunada a su ignorancia los hace doblemente ignorantes; Hablan mucho sobre el tema y hasta dan clases de como salir, pero ellos mismos nunca han dado un paso.

Unos poquísimos se han hartado del atascadero; a tal grado, que de repente rompen con los modos y las costumbres del atascadero y le buscan por aquí y por allá, aprovechando cualesquier resquicio, cualquier oportunidad. Arriesgan lo que haya que arriesgar. Pagan el precio que se tenga que pagar, dicen adiós y se ponen a caminar.

De estos ultimos; los marginales del atascadero, los desadaptados del atascadero, muchos se pasan la vida buscando. Ellos saben que la cosa se dirime por prueba y error. Pero se les olvida este principio y al final se la pasan cometiendo el mismo error. Les gana la inercia de su historia. Hay algunos que se apegan tánto a la búsqueda que se hacen amantes del camino; le encuentran jerarquía, se acomodan. Ellos saben bien que si encuentran se acabó la búsqueda... y los privilégios. Ellos son los de poco a poco, despacito, los graduales.

Muy poquititos corresponden a los que la sed por lo eterno, los llevan a encontrar algo que resulte inaccesible para la muerte. Estos son los que no transan en nada, los que apuestan su vida en el tapete de la transformacion súbita, los que cuando les llega un llamado de lo desconocido, lo siguen a donde quiera que los lleve. Sin importar las consecuencias, sin medir los riesgos, sin pedir anticipos, sin clamar por garantías. Estos son los que son totales en su compromiso.

Cutziano es uno de estos últimos. El resolvió el acertijo del atascadero. Vive en un mundo paralelo, compartiendo sus vivencias y su sabiduria. Ha regresado para ayudar a sus amigos.

El atascadero es un valle lodoso, rodeado de montañas peligrosas. O sales por encima de las montañas escalando los paredones de piedra, coronados por los hielos de las disciplinas, que te puede llevar años o vidas, o sales por el túnel del camino súbito, EL CAMINO DEL CORAZON

Este es el camino de Cutziano...

Lo que sigue son algunas anécdotas de este personaje.

Como diría Cutziano:

Bebe el elíxir de los cuentos y tira el frasco.
Este es el camino del corazón.

El del intelecto es, tira el jugo y disecta el frasco ¡........SALUD!

.

Ir a Contenido

 

  Manifiesto  - Escritos - Nueva Comprensión - Esto
Meditación - Meditación en Acción - La Vida  Desprográmate

Imprime esta página

Envia esta página
a un amig@

.