Donnato 
de la O;
Curandero Holonómico

"Acertijo;
Puros Cuentos
"

Menu de Sitio

Home

  Mapa Sitio

  Lista de Correo

Preguntar a
Donnato

  Ingreso Miembros

eMail
.

Pay Pal

Ayúdenos a mantener este sitio activo

Donnato

www.donnato.net

donnato@donnato.net

 

.

¡Engarroten'zen ahí 
o atásquen'zen 
‘ora que hay zoquete!

.
El Patriarca

Al Dios borracho, el miedo le calaba en la osamenta, le deformaba la carne y le carcomía el cerebro.

Ya había confundido su delirio con su esencia.
Se encontraba perdido, engañado y concluido.

El Dios borracho creía ser su borrachera.
En su borrachera cambió su miedo por la careta del temerario.
Sobre su inseguridad impuso la máscara del arrogante.
Y su dependencia ignominiosa la ocultó entre el maquillaje del patriarca.

El miedo, quedó relegado al olvido hasta que los gases de su putrefacción escaparon, involuntaria y sonoramente, de tan estrecha prisión... denunciando con el eructo y el pedo lo vulgar de su presencia.

¡El eructo sonó a miedo!
¡El pedo olió a miedo!

-Así dice Cutziano que ha sido el miedo del Dios borracho.

 

Ir a Contenido

 

  Manifiesto  - Escritos - Nueva Comprensión - Esto
Meditación - Meditación en Acción - La Vida  Desprográmate

Imprime esta página

Envia esta página
a un amig@

.